Jornada técnica sobre envejecimiento activo

El envejecimiento de la persona con discapacidad intelectual no sólo afecta a la persona que cumple años, sino también a su familia, al centro donde vive, a las asociaciones que defienden sus intereses y al conjunto de la sociedad

Envejecer activo es garantía de bienestar personal y participación social

  • Es una  de las conclusiones alcanzadas en las Jornadas sobre “Envejecimiento Activo. También para personas con discapacidad”, organizadas por el Centro Pai Menni
  • Cerca de 150 personas asistieron a estas jornadas técnicas

Los expertos reunidos hoy en el Centro Pai Menni de Betanzos, en el marco de las Jornadas sobre Envejecimiento Activo. También para personas con discapacidad intelectual, destacaron la importancia de la puesta en marcha de programas de intervención específicos para las personas con discapacidad intelectual y sus familias con el fin de responder a las demandas que el envejecimiento conlleva en sus variables físicas, psíquicas y sociales.

En este sentido se pronunció el director de la Escuela Bienestar para familias con persona con discapacidad intelectual de la Fundación MAPFRE, Gonzalo Berzosa, que explicó que el incremento de la esperanza de vida en este colectivo afecta directamente a las propias personas con discapacidad intelectual y repercute en el modelo familiar en el que tradicionalmente han vivido. Gonzalo Berzosa indicó además que “el aumento de la esperanza de vida va a ir ligada a una mayor autonomía personal”. Por ellos, Gonzalo Berzosa apeló a la planificación de nuevos escenarios de vida que sigan siendo favorables a la autonomía conseguida por las personas con discapacidad y no conlleven la disminución de la vida independiente ya conquistada.

Berzosa incidió en que el envejecimiento de la persona con discapacidad intelectual no sólo afecta a la persona que cumple años, sino también a su familia, al centro donde vive o desarrolla su actividad, a las asociaciones que defienden sus intereses y al conjunto de la sociedad.

Tras la intervención Gonzalo Berzosa, la directora del servicio médico del Centro Ricardo Baró, Mª José Muñoz Martín, centró su intervención en los procesos de envejecimiento en personas con discapacidad intelectual.

Ya por la tarde, tras la visita al Centro Pai Menni por parte de los participantes, será el turno de Joaquín Prieto Flores, psicólogo del Centro Pai Menni, que impartirá la conferencia “Afrontando el final de la vida”. Posteriormente tendrá lugar una mesa redonda, moderada por el director del Instituto de Investigación de la Fundación Mª Josefa Recio, Manuel Martín Carrasco, en la que intervendrán Rosa Iglesias Alonso, Jefa de Servicios de Recursos Especializados para la Discapacidad de la Xunta de Galicia; Pilar Villaverde Souto, coordinadora del Área de Apoyo y Orientación en el proceso de envejecimiento de FADEMGA-FEAPS; Carlos González Guitián, familiar de una persona con discapacidad; Mercedes Seoane Barral, usuaria del Centro Pai Menni; y Silvia Chouciño Martínez y Mercedes Sánchez Lage, cuidadoras del Centro.

Finalmente, María José Vaamonde, coordinadora asistencial del Centro Pai Menni, realizará un resumen de las jornadas, que serán clausuradas por el alcalde del Concello de Betanzos, Ramón García Vázquez.

Programa de las jornada

Ponencia D.Gonzalo Berzosa. Envejecer bien requiere mantener las capacidades adquirida

Ponencia D.Joaquín Prieto Flores. Afrontando el final de la vida

Ponencia Mª José Muñoz. Procesos de envejecimiento en personas don DI

Como llegar

Ayúdanos y comparte esta página