Optimización del servicio de fisioterapia

Dentro del proceso de mejora continua, se han establecido pequeños cambios, consiguiendo incrementar un 22% el número de sesiones con respecto al 2016. Transformando aspectos de no valor añadido en tiempo para invertirlo en el tratamiento de los usuarios del centro.

Las mejoras aplicadas se basan en reducir aquellas tareas que no le aportan valor a los usuarios del centro, pero que se tienen que realizar para el correcto funcionamiento del servicio y maximizar aquellas que sí tienen valor para ellos, que en este caso son las sesiones de fisioterapia.

Ejemplos de estas medidas son la modificación de registros, unificando las historias clínicas, creación de plantillas de recuento automático, lo que consiguen agilizar los trámites administrativos; aprovechar los momentos en los que los usuarios están en el servicio residencial para planificación interna del servicio; compactado de reuniones; uso de herramientas de gestión del tiempo en las reuniones como el “pomodoro” o paneles visuales de tareas.

De esta forma disponemos de más tiempo para invertirlo en la salud física de nuestros usuarios, aumentando más si cabe la calidad de las sesiones que reciben.

Ayúdanos y comparte esta página